22 de febrero de 2019

Grito Al Cielo

De un tiempo para acá me he preguntado,
si no pertenezco, ¿para que estar vivo?
Tengo un latido que es el que me a mantenido,
aunque la otra parte de su sistema sanguíneo
lo haya tomado y puesto al otro lado del camino.

Cada paso firme que doy a sido sacudido,
ha sido desmotivado, ha sido falso esperanzado.
No encuentro el sentido fraterno, no lo encuentro,
no veo una sonrisa familiar en nada, no la veo.

Hablo más con el techo que con el espejo,
deja ya de mostrarme los rasgos de mi maldición
que no pedí tenerlos, ni quise heredarlos,
ni quiero recordarlos, ni quiero en futuro verlos.

Estoy viviendo en un cuatro por cuatro,
estoy respirando sueño y exhalando miedo.
Cerrar los ojos y caer a menos de medio metro,
que gire el suelo y sientas que se acaba el vuelo.

Me tiembla el labio del desespero autoprovocado
me grita el interior que quiere estar ahogado,
me reclama la vida el pago de estar dopado,
me sonríe quien sabe a donde voy encausado.

Sed sin hambre.
Vicios sin libido.

 De un tiempo para acá me he preguntado,
si no pertenezco, ¿para que estar vivo?



From the humble mind of #DD




No hay comentarios:

Publicar un comentario

Póngase su traje y tanque de oxígeno, sea bienvenido a La Luna.

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...