23 de abril de 2013

Postales en tristura y astrolabios infinitos



14 de Noviembre de 2013
Ciudad Juárez, Chihuahua, Mx.

Raphael Rafaela:

¿Nos hemos vuelto a encontrar de nuevo?; A veces me acuerdo como miraba las membranas de tu contemplación trabajando sobre diminutas pepitas de calabaza pinturas intrascendentes de la edad del amor en tu taller de cobre, de los cielos que seguían cayéndose en invierno como cuando tus papilas descubrían un olvidado Marc Chagall del 83; en ese entonces sólo pasaba por tu taller revuelto de pinturas, carmesí, ira, aire solano, granate, malva mentira, pía perla y azul pluvial en los verdosos de tus ojos danzantes. Extraño como cantaba la lluvia sobre los techos de lámina en la solitaria llanura donde cohabitábamos, extraño nuestras escapadas al cinema del monasterio en Saint-pierre, perdí tantas veces contigo mi reloj que no importaba la hora, nunca fue tarde, jamás fue demasiado pronto, las horas eran una gota de sudor corriendo por tu rostro.

¿Continúas trabajando en el taller? ¿Sigues viendo el atardecer desde la azotea de los apartamentos abandonados de Necochea, ya no nos veremos en Díaz Vélez? ¿me has dejado alguna carta abandonada debajo de las esperanzas mensajeras de las ciudades diminutas del D.F en los asientos de los aeropuertos? Ojalá sí, porque cada día hace más viento, cada día estoy contando traslaciones de tormento, extraño la vida de tus ojos, los huracanes de tus penas, los viajes fluidos de nuestras competencias con besos joviales... ¿te sigues quedando dormido por las ventanas de skype?

Hecho de menos tus brazos cubriendo lo insondable de mi nada, el pasado sólo piensa en los recuerdos y la melancolía me inunda, cierro los ojos y parece que todo lo que hago es lo que veo, cierro los ojos estando tú sin estar, me duelen las pestañas de tanto que no sueño, te extraño en este tren rumbo a Bordeaux ya que jamás podré ver tu sonrisa quieta; iré tal vez a pintar caras a los hombres cazadores, escucharé plañideras y magdalenas y sumaré soledades con extraños en bares donde se beben los errores.

Hoy es tu cumpleaños, ¿podré ver tus gafapasta, cruzaremos la llanura y veremos los mares de la luna, volveremos a tocarnos mientras nos damos el beso más triste del mundo? ¿a donde se remiten los sueños que no llegan a sus dueños?, espero regalarte algo, regalarte algo que no cualquiera da en el mundo, algo que no conoce Viktor el hombre más sabio de Reikiavik en el monte perdido, algo que no se descarga en un ipad, ni es un toque de media noche a la puerta de tu cuarto, algo que no es ruido de animales en peligro de extinción en el apartamento #703 de la calle Valor, algo que no es alcohol, comida congelada ni un oso de peluche gigante que te diga mi amor. No es la vista en los bosques azules donde solías beber cerveza danesa, no es donde dormíamos y leíamos historias de hojas destrozadas en un volskswagen; mi regalo es simple, un quita-desvelos, un alguien-comonadie, un quema-fríos, el rompe-distancias más eficaz, el teamo-yteveo lejos más perfecto, le llamaré elimina-casualidades y esperaré a que esto no haya sido sólo un encuentro. Sigue con tus 28 años, sigue pintando en tu taller de cobre y sonetos, sigue igual de cansado con el tiempo, sígueme hablando en postmoderno-pluscuamperfecto, cántame coplas de Nacho Vegas con tonos de Pucho el vetusto, sigue así nunca te vuelvas perfecto, no ser perfecto te hace más real, más humano, no persigas la perfección porque el día que dejemos de vernos como hoy, el universo que es un caos y no es perfecto se paralizará preguntándose de nuevo ¿qué fue todo esto?, tal vez las estrellas no vuelvan a mirarse nunca; yo no sabía de ti sabes, pero que bueno es lo bueno de saberlo, que bueno es que me contaran que escribías poesía, que cantabas defectos con la virtud de un sol naciente, que pateabas la vida desafiante y que tocabas la guitarra pero no hablabas demasiado porque la gente no te creería... ahora no saben que tú y yo tenemos un secreto...

Postdata: Te cantaré desde mis sueños y tal vez te acuerdes... "Fui tan importante para ti que nunca te imaginé tan lejos, ¿cómo pudimos llegar a perdernos?" à Bientôt, Petites bises!‎

Atte: La chica que un día escribió en un trozo de cartón.

Enviado hace 14 minutos.

2 comentarios:

  1. genial, me intrigaron los personajes
    "no ser perfecto te hace más real" y esto rifo

    ResponderEliminar

Póngase su traje y tanque de oxígeno, sea bienvenido a La Luna.

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...